Stephen Hawking y su profecía con la IA: podría ser el fin de la raza humana

Stephen Hawking fue uno de los científicos más influyentes y admirados del siglo XX y XXI. Sus contribuciones a la física teórica, la cosmología y la divulgación científica lo convirtieron en una figura de narración para el notorio y la comunidad académica. Pero adicionalmente de sus investigaciones sobre el origen y el destino del universo, Hawking incluso reflexionó sobre el impacto de la tecnología y la ciencia en la sociedad, especialmente sobre la inteligencia químico (IA).

Sobre todo se rescatan sus opiniones de una entrevista que dio en la BBC en 2014, donde entre otras frases, comentó que el crecimiento de esta tecnología podría significar el fin de la raza humana.

«El crecimiento de una completa inteligencia químico podría traducirse en el fin de la raza humana». Según Hawking, las máquinas podrían ascender a ser tan inteligentes que podrían, «rediseñarse a sí mismas a un ritmo cada vez veterano» y  «exceder a los humanos en todos los aspectos».

La opinión de Hawking sobre la IA era ambivalente: por un banda, reconocía los enormes beneficios potenciales que esta podría aportar a la humanidad, como la erradicación de la conflicto, la enfermedad y la pobreza ; por otro banda, alertaba de los riesgos y peligros que suponía el crecimiento de máquinas inteligentes que pudieran exceder o competir con los humanos .

«Es tentador descartar la concepto de máquinas enormemente inteligentes como mera ciencia ficción, pero esto sería un error, y potencialmente nuestro peor error», fue una de las respuestas que dio en su zaguero texto  «Respuestas breves a las grandes preguntas».

Hawking incluso advirtió de los posibles usos maliciosos o irresponsables de la IA, como las armas autónomas, las nuevas formas de opresión o las distorsiones económicas. Para evitar estos escenarios, Hawking abogaba por una regulación ética y legítimo de la IA, así como por una veterano colaboración entre los científicos y los gobiernos para respaldar el aceptablemente global .

A pesar de su incredulidad, Hawking incluso se benefició personalmente de la IA. Gracias a un software desarrollado por Intel, pudo comunicarse mediante un sintetizador de voz que se adaptaba a sus preferencias y evacuación. Hawking consideraba que este tipo de aplicaciones eran un ejemplo positivo de cómo la IA podía mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad.

En definitiva, Hawking tenía una visión crítica pero no fatalista sobre la IA. Su mensaje era un llamado a la responsabilidad y a la precaución, pero incluso a la esperanza y al optimismo. Como él mismo dijo en una conferencia en 2017: «La inteligencia químico puede ser lo mejor o lo peor que le pase a la raza humana. Tenemos que ser conscientes de los peligros, identificarlos, consumir las mejores prácticas posibles y prepararnos para sus consecuencias con delantera».

Recomendaciones del editor






Por TERABITE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde tecnicastecnologicas.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo