SpaceX consigue importantes avances con el segundo extensión de un Starship

Por @Wicho — 18 de Noviembre de 2023

[Anotación en actualización]

Aunque tanto la primera como la segunda etapa resultaron destruidas por la activación de sus respectivos sistemas automáticos de autodestrucción SpaceX ha conseguido hoy importantes avances con el segundo extensión de un Starship.

El despegue no parece acaecer causado daños en la plataforma de extensión y los 33 motores de la primera etapa Booster 9 (B9) funcionaron a la perfección durante el encumbramiento y hasta el momento de la separación de etapas. Esto, excepto de que los motores en sí pueden acaecer sido de un gajo más fiable que los del primer extensión, tiene mucho que ver con la instalación de un sistema de supresión de calor y sonido mediante agua que ha absorbido buena parte de la energía que se libera en un extensión. Y es un avance importante respecto el primer extensión, en el que fallaron unos cuantos motores, algunos de ellos de forma catastrófica.

La separación de etapas igualmente parece acaecer funcionado a la perfección: tal y como estaba previsto se apagaron todos menos los tres motores centrales de la primera etapa mientras la segunda encendía sus seis motores. En el primer extensión no hubo separación de etapas.

Las dos etapas en el momento de la separación vistas contra un fondo de nubes iluminadas en naranja por los motores


Las fotos de la separación de las dos etapas son impresionantes – SpaceX

Tras la separación la B9 tenía que acaecer maniobrado para amerizar con suavidad en el Vago de México, aunque por lo que sea poco luego de iniciar el retorno, como decía hacia lo alto, se activó el sistema de autodestrucción. SpaceX no ha dicho aún por qué lo hizo pero estos sistemas están diseñados para llevar a cabo de forma autónoma cuando los parámetros de revoloteo se salen de lo esperado. En cualquier caso han obtenido datos acerca de una primera etapa en un extensión nominativo, aunque al final igualmente haya resultado destruida.

Mientras, la Starship 25 siguió su encumbramiento con los seis motores encendidos hasta alcanzar una altura de 148 kilómetros y una velocidad de unos 24.000 kilómetros por hora. Nunca ayer un Starship había encendido sus motores a más de 70 kilómetros de altura. Pero tras apagarse los motores SpaceX perdió la señal y finalmente han concluido que igualmente debe haberse activado el sistema de autodestrucción. Con esto no podrán obtener datos acerca del funcionamiento del escudo térmico durante la reentrada. Pero sí han conseguido un montón de datos acerca del funcionamiento de la segunda etapa de la separación hasta que casi consiguió entrar en la trayectoria prevista.

Ahora toca analizar los datos para ver qué ha fallado y proceder con el tercer extensión. Para ello SpaceX, como poco, tendrá que esperar a que la Distribución Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) concluya su investigación sobre el extensión de hoy, lo que es el procedimiento standard cuando un falta. Pero en esta ocasión con toda seguridad la investigación concluirá en cuestión de semanas más que de meses ya que no parece acaecer habido daños en tierra, de nuevo en gran medida gracias al sistema de supresión por agua.

Aunque en cualquier caso aún quedan mucho camino y pruebas por delante ayer de que esté presto el aterrizador que tiene que poner a dos personas sobre la superficie de la Escaparate en la empresa Artemisa III de la NASA. Ese aterrizador está basado en el Starship. Claro que la NASA está empezando a pensar que al ritmo que van las cosas lo mismo esa empresa no incluye un alunizaje.

Por TERABITE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde tecnicastecnologicas.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo