Más cerca del túnel: ciencia explica ondas cerebrales al expirar

Una de las situaciones que más enigma genera en la ciencia, es qué pasa con las personas al momento de expirar, y si es efectivo que existe este notorio túnel del presente, donde la multitud dice seguir una luz y memorar en cosa de segundos los momentos más relevantes de su historia.

Por eso un estudio decidió investigar qué pasaba en el cerebro de multitud que estaba en su etapa de homicidio, y las conclusiones fueron impresionantes: los sujetos mostraron una actividad cerebral “similar a la conciencia” al expirar.

El estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, mostró una “oleada de ondas cerebrales” en dos personas muriendo posteriormente de que se apagó su soporte fundamental.

Jimo Borjigin, de la Universidad de Michigan, quien dirigió el estudio, comentó que, «La forma en que la experiencia vívida puede surgir de un cerebro disfuncional durante el proceso de la homicidio es una paradoja neurocientífica. Vimos posibles neuro-firmas de conciencia».

¿Cómo se realizó el estudio?: el equipo usó datos de cuatro pacientes que habían muerto en el hospital mientras sus cerebros estaban siendo monitoreados usando grabaciones de EEG, todo ello “gracias” a que previamente habían sufrido convulsiones que pusieron en alerta a los doctores.

Con el permiso de sus familias, se retiró el soporte fundamental y después sufrieron un paro cardíaco hasta que finalmente fallecieron.

Resultados del experiencia:

  • Al retirar el soporte del ventilador, dos de los pacientes mostraron un aumento en la frecuencia cardíaca inmediato con “una oleada de actividad de ondas gamma”, considerada la actividad cerebral más rápida y asociada con la conciencia.

  • Dicha actividad se detectó en la denominada como zona caliente, un campo de acción en la parte posterior del cerebro vinculada a la actividad cerebral consciente que se ha correlacionado con los sueños, las alucinaciones visuales en la epilepsia o los estados alterados de conciencia.

  • Por el contrario, los otros dos pacientes no mostraron el mismo aumento en la frecuencia cardíaca o la actividad cerebral.

Recomendaciones del editor






Por TERABITE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde tecnicastecnologicas.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo