Los platós digitales consisten en una serie de pantallas LED dispuestas como fondo de la energía, de forma que, al proyectar una imagen en ella, parece que la energía está desarrollando en algún pasado espacio de la galaxia, en medio del desierto o de una monte tropical, cuando en efectividad el equipo de rodaje no se ha movido de los estudios de la productora.

Disney hizo popular esta terminología de rodaje empleándola en la serie The Mandalorian pero, más allá de las impresionantes dimensiones del estudio, los estudios de Disney no fueron ni los primeros ni los únicos en utilizar esta innovadora terminología de filmación para ahorrarse hasta un 30% en el presupuesto total de producción.

Los platós digitales y la producción posible vienen a cambiar el muestra de los rodajes cinematográficos y de televisión que se ha conocido impulsada por las restricciones sanitarias impuestas en 2020 en el que las limitaciones de movilidad impuestas hicieron desarrollar nuevos procesos de producción que, encima, han agilizado los tiempos de rodaje y postproducción.

En la producción de contenidos en platós virtuales se integran distintas tecnologías de pantalla LED, motores de animación y tecnología integrada en las cámaras que hasta la plazo nunca se habían combinado acercando la metodología de producción de cine a la de los videojuegos integrando actores y determinados medios de atrezzo actual, con fondos, posesiones e iluminaciones virtuales.

Pantallas LED de última vivientes que emulan el mundo actual

Las pantallas LED son una de las piezas secreto de esta nueva forma de rodaje y producción posible en el que efectividad y posesiones especiales se mezclan de forma casi mágica.

Compañías como Sony, con sus pantallas Crystal LED, Samsung con The Wall, o LG con Magnit, así como fabricantes especializados en este tipo de pantallas como InfiLED, llevan mucho tiempo desarrollando pantallas de gran formato y muros digitales, pero es ahora cuando la tecnología LED ha corto un nivel tecnológico que permite utilizarla en rodajes virtuales a un coste asumible por un longevo número de producciones.

El incremento en los niveles de brillo que consiguen las últimas generaciones de estas pantallas gigantes, así como el propio diseño o densidad de los LED que forman estas pantallas permiten divertir escenas realistas con distintas tonalidades y escenarios de luz sin que aparezcan patrones muaré u otros defectos en la imagen de fondo.

Estamos más que acostumbrados a ver los making off de grandes producciones como Alteración, El Señor de los Anillos o Conjunto de tronos en los que los actores trabajan en grandes espacios pintados de verde o zarco sobre los que luego, en postproducción, el equipo de posesiones especiales proyecta todo el contenido CGI (Computer-generated imagery) generado de forma digital que da sentido a la estampa.

Chroma en los Vengadores

Las pantallas LED han permitido que ese contenido generado de forma digital se proyecte directamente en el set de rodaje, haciendo más sencillo y natural la interpretación de los actores que ya no tienen que hablarle a un palo pintado de verde como narración espacial. Pero esa no es la única delantera de las producciones digitales.

El rodaje con esta terminología se simplifica considerablemente. Por ejemplo, se pueden utilizar las pantallas como parte del equipo de iluminación al rodar una persecución nocturna en coche, poniendo una de estas pantallas a modo de techo y proyectando en ella las luces de una ciudad. De ese modo, todos los reflejos y posesiones de iluminación se ruedan directamente en el set y no es necesario añadirlos seguidamente en postproducción.

Del mismo modo, las propias pantallas proyectan esa luz ambiental sobre los actores, facilitando su integración en las escenas. Por citar algunos ejemplos de películas que se han rodado con esta terminología, todas las ventanas de Bullet Train, protagonizada por Brad Pitt, son en efectividad pantallas LED sincronizadas que proyectaban luz ambiental al interior de un tren que, como puedes imaginar, no se movía del set de rodaje.

Bullet Train

Sony Pictures

Otro ejemplo lo encontramos en Alerta Roja donde, tras su huida de la plaza de toros, Dwayne Johnson sostiene a Ryan Reynolds sobre el malogrado en un tren en marcha mientras otro tren se acerca a toda velocidad en sentido contrario a través de los campos de olivos de Andalucía. Todo proyectado en una pantalla LED que aporta la sensación desplazamiento y movimiento de luces.

Ayer mencionábamos el plató en el que se rodó The Mandalorian, que destaca sobre todo por la espectacularidad de sus dimensiones, en la que no solo cuenta con una enorme pantalla curvada como fondo, sino que además utiliza pantallas en el techo para luchar la iluminación e incluso puede incorporarse en el suelo para proporcionar reflejos o sensación de profundidad.

Plató virtual Sony de Plateau Virtuel

No es el único ejemplo, Sony ha colaborado con el estudio francés Plateau Virtuel para crear un estudio de producción posible en Saint Denis, al boreal de París, en el que se ha instalado una pantalla curva de 18 metros de orondo y 5 metros de suspensión que ocupan una superficie de 90 m2 y está formada por 450 módulos con tecnología Crystal LED.

Oscuro Corsini, director técnico de Plateau Virtuel comenta: “Tardamos 15 días en totalizar esta pantalla con los equipos de Sony. La mayoría de las pantallas de estudio están en el suelo, pero nos parecía importante tener una estructura suspendida para poder deslizar suelos por debajo, ya sean LED o de otro tipo. Incluso tenemos un techo LED que nos permite integrarlo todo en caso de ser necesario”.

Rodajes más baratos y en menos tiempo

Encima de por sus buenos resultados visuales, uno de los argumentos más convincentes de este sistema de rodaje en platós virtuales es el economía de costes que supone.

Sí, es cierto que las pantallas LED y el equipo asociado a la este tipo de rodaje son muy caros, pero en contrapartida, las productoras reducen considerablemente los tiempos de rodaje y evitan otros sobrecostes.

Rodaje en plató virtual

InfiLED

¿Te has preguntado alguna vez cuándo debe costarle a una productora sufrir a una superestrella de Hollywood a una selva centroamericana? No solo por su elegancia, sino por los gastos de seguros, desplazamiento de todo el equipo de rodaje, etc. Seguro que el coste de grabarlo en un estudio en Los Ángeles resulta mucho más saldo, ¿no crees?

Pues eso es precisamente lo que permiten las producciones virtuales. Baste con que un equipo de cinta se desplace hasta la sede, ruede los escenarios, la luz, etc., y se vuelva a casa con el material para luego proyectarlo en las pantallas LED mientras la fortuna de Hollywood hace su proceder y llega a casa a tiempo para cenar.

 

Encima, con esta terminología se evitan imprevistos durante la producción como que llueva el día de rodaje con todo el set preparado, o que las condiciones de luz no sean las adecuadas porque el sol tiene la odiosa manía de salir y ponerse a una determinada hora. De nuevo, se rueda el fondo con unas determinadas condiciones de luz y luego en el estudio se puede rodar la estampa aunque sean las diez de la tenebrosidad y fuera diluvie.

Unreal Engine, de Fortnite o Assassin´s Creed al cine

Otro de los argumentos por los que están triunfando las producciones en platós virtuales es que se reducen los tiempos en postproducción permitiendo que muchos de los posesiones especiales que tradicionalmente se añadían posteriormente de labrar las tomas, ahora se puedan labrar directamente en el set de rodaje.

El responsable de ese portento no es otro que el motor de animación y mapeado Unreal Engine desarrollado en 1998 por Epic Games, empresa creadora de Fortnite, para el colección Unreal.

Set virtual de LG

Gracias a este motor, se pueden añadir posesiones especiales directamente sobre el flujo de vídeo que registra la cámara en el set de cinta y se procesa a través de una serie de servidores en los que se sincronizan los posesiones especiales y la imagen captada por la cámara, dando como resultado una toma más cercana a su resultado final que las rodadas con los el sistema de cinta tradicional.

Este nuevo sistema hace que los técnicos de posesiones especiales ya no trabajen de forma aislada en sus respectivos estudios, sino que se integran al equipo de cinta en el propio set de rodaje.

 

Con este nuevo muestra, a los creadores y diseñadores de videojuegos se les abre una nueva oportunidad gremial ya que la industria del cine cada vez reclama más perfiles de entendido en creación de contenidos con Unreal Engine para integrarlos en los equipos de rodaje, acercando un poco más las metodologías que se usan en la creación de videojuegos al cine.

Una de las principales funciones de Unreal es conseguir sincronizar el movimiento de la cámara con el del fondo que se está proyectando en las pantallas LED, de forma que cuando la cámara hace un desplazamiento, el fondo se sincroniza con ella para cambiar el punto de panorámica creando un sensación de paralelaje que le da longevo realismo.

Los platós virtuales además llegan a la televisión

El diseño y creación de la escenografía de los platós de televisión son todo un dolor de habitante para las productoras y cadenas de televisión.

Ya no solo por tener que diseñarlo, sino porque, legado que el espacio en los estudios de televisión es restringido, el set debe montarse y desmontarse cada vez, o nutrir un espacio permanentemente capacitado para un software concreto. Y es ahí donde los platós virtuales van a cambiarlo todo.

Plató virtual de InfiLED

Bastará con un conjunto de pantallas dispuestas en la parte trasera, en el suelo o en el techo para que sobre ellas se pueda proyectar el diseño de cualquier plató posible y, al poder combinarlo con medios físicos como sillas o mesas, las opciones son infinitas y los requisitos de espacio mínimos.

Por ejemplo, con un plató posible de 4 m2 formado por dos paneles en el fondo y uno en el suelo, se puede originar un espacio que, en pantalla, dará la sensación de tener más 60 m2 por el sensación de profundidad que pueden generarse mediante Unreal Engine.

Encima, baste con pulsar un botonadura para cambiar el diseño del plató y cambiar de un informativo, a un software deportivo o a un concurso sin tener que totalizar o desmontar absolutamente nulo.

Plató de Gestmusic

Gestmusic

Productoras como Gestmusic, responsable de formatos de televisión tan populares como Operación Triunfo, Ahora caigo o Tu cara me suena, ya han invertido en esta tecnología incorporando un plató posible de 400 m2 formado por una pantalla LED principal de 100 m2, una de 30 m2 en el techo y varios paneles auxiliares que se integran al montaje ajustándose a las evacuación de cada rodaje.

Tinet Rubira, director caudillo de Gestmusic, comenta: “Como empresa que siempre está empujando los límites tecnológicos en nuestras producciones, identificamos una gran brecha en el mercado para este tipo de instalaciones. Con este dispersión podemos beneficiarnos y ofrecer a la industria en caudillo una longevo eficiencia y precisión en el proceso de producción. Esperamos que este espacio pueda ayudar a consolidar la reputación de España como un centro creativo progresista y con visión de futuro”.

Por TERABITE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde tecnicastecnologicas.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo