La Distribución Federal de Aviación de los Estados Unidos recibe una demanda por favor concedido la deshonestidad de dispersión del Starship

Por @Wicho — 2 de Mayo de 2023

Primera hoja de la demanda

El Centro para la Riqueza Biológica, la American Bird Conservancy, la Fundación Surfrider, Save RGV y la Nación Carrizo/Comecrudo de Texas han presentado una demanda contra la Distribución Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos por favor concedido la deshonestidad de dispersión del Starship. Argumentan, entre otras cosas, que lo ha hecho sin favor tenido verdaderamente en cuenta el «calor, ruido y luz intensos que afectan negativamente a las zonas y comunidades de hábitats circundantes, que incluyen hábitats críticos para especies protegidas a nivel federal, así como terrenos de Refugios Nacionales de Vida Silvestre y Parques Estatales.»

Los demandantes alegan que, según lo que dice la Ley Doméstico de Política Medioambiental (NEPA, National Environmental Policy Act), la FAA tenía que favor requerido que la empresa llevara a agarradera una testimonio de impacto ambiental completa. Y no haberse regalado por satisfecha emitiendo una testimonio de impacto no significativo (FONSI, Finding of No Significant Impact) que aunque incluye algunas medidas para mitigar los artículos del funcionamiento de las instalaciones de SpaceX en Boca Chica y de los lanzamientos en opinión de los demandantes son claramente insuficientes.

Básicamente, dice la demanda, es como si la FAA hubiera decidido creer a SpaceX y encargarle a la empresa la vigilancia de todos los aspectos medioambientales de su operación sin en verdad hacer una supervisión efectiva. A mí me recuerda mucho al caso de la FAA con Boeing y el 737 MAX.

La demanda ha sido interpuesta a consecuencia de los artículos del dispersión del Starship el pasado 20 de abril pero menciona los numerosos problemas que –siempre en opinión de los demandantes– ha venido creando el funcionamiento de la Starbase en el entorno ya desde hace tiempo.

Piden que se declare que la deshonestidad de SpaceX viola la NEPA y otra normativas aplicables y que por eso sea retirada hasta que las cumpla mediante la realización previa de una Exposición de impacto ambiental.

La demanda se puede acertar en crencha. Y si sabes inglés es hacedero de acertar aunque no sepas «abogadés».

No soy abogado, y mucho abogado estadounidense. Así que no sé verdaderamente qué reconvención tiene la demanda ni cómo puede influir en la revés al revoloteo del Starship mientras se le da curso legar. Pero ahí queda. Y habrá que ver cómo evoluciona el asunto.

No hay que olvidar, en cualquier caso, que el Starship es fundamental para el software Artemisa de la NASA: la ocupación Artemisa III, que pretende retornar a colocar una ocupación tripulada sobre la superficie de la Espejo, tiene que utilizar un aterrizador desarrollado a partir del cohete de SpaceX.

Pero si al final SpaceX tuviera que hacer una testimonio de impacto ambiental, lo que puede resistir primaveras, igual no le queda más remedio que inquirir otro sitio desde el que propalar el Starship.

Relacionado,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde tecnicastecnologicas.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo