El James Webb y gran hallazgo: descubre vapor de agua en exoplaneta

Un importante descubrimiento realizó el telescopio espacial James Webb, ya que utilizando el Espectrógrafo de Infrarrojo Cercano de Webb (NIRSpec) encontraron indicios de vapor de agua en el exoplaneta GJ 486 b.

Todo con el objeto de objetar una importante pregunta abierta en astronomía es si un planeta rocoso podría proseguir o restablecer una medio en un hábitat tan duro.

GJ 486 b está demasiado cerca de su hado para estar interiormente de la zona habitable, con una temperatura superficial de aproximadamente 800 grados Fahrenheit (430 grados Celsius). y si el vapor de agua está asociado con el planeta, eso indicaría que tiene una medio a pesar de su temperatura abrasadora y su proximidad a su hado. El vapor de agua se ha trillado en exoplanetas gaseosos ayer, pero hasta la término no se ha detectado definitivamente ninguna medio más o menos de un exoplaneta rocoso. Sin retención, el equipo advierte que el vapor de agua podría estar en la hado misma, específicamente, en manchas estelares frías, y no del planeta en ilimitado.

«Vemos una señal, y es casi seguro que se deba al agua. Pero aún no podemos afirmar si esa agua es parte de la medio del planeta, lo que significa que el planeta tiene una medio, o si solo estamos viendo una firma de agua proveniente de la hado», dijo Sarah Moran de la Universidad de Arizona en Tucson, autora principal del estudio.

«El vapor de agua en una medio en un planeta rocoso caliente representaría un gran avance para la ciencia de los exoplanetas. Pero debemos tener cuidado y asegurarnos de que la hado no sea la culpable», agregó Kevin Stevenson, del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Victoria, Maryland, investigador principal del software.

GJ 486 b es aproximadamente un 30% más magnate que la Tierra y tres veces más masiva, lo que significa que es un mundo rocoso con una empeoramiento más musculoso que la Tierra. Orbita una hado enana roja en poco menos de 1,5 días terrestres. Se dilación que esté bloqueado por marea, con un flanco vespertino permanente y un flanco noctívago permanente.

Si proporcionadamente el vapor de agua podría indicar potencialmente la presencia de una medio en GJ 486 b, una explicación igualmente plausible es el vapor de agua de la hado. Sorprendentemente, incluso en nuestro propio Sol, el vapor de agua a veces puede existir en las manchas solares porque estas manchas son muy frías en comparación con la superficie circundante de la hado. La hado anfitriona de GJ 486 b es mucho más fría que el Sol, por lo que aún más vapor de agua se concentraría interiormente de sus manchas estelares. Como resultado, podría crear una señal que imita una medio planetaria.

«No observamos evidencia de que el planeta cruzara ninguna mancha sideral durante los tránsitos. Pero eso no significa que no haya manchas en otras partes de la hado. Y ese es exactamente el marco físico que imprimiría esta señal de agua en los datos y podría terminar pareciéndose a una medio planetaria», explicó Ryan MacDonald, de la Universidad de Michigan en Ann Arbor, uno de los coautores del estudio.

Recomendaciones del editor






Por TERABITE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde tecnicastecnologicas.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo