Dos graves fallos de seguridad aplazan indefinidamente la primera empresa tripulada de la Starliner de Boeing

Por @Wicho — 2 de Junio de 2023


Personal de Boeing trabajando en una Starliner – Boeing

Boeing y la NASA llevaban un tiempo diciendo que, tras múltiples retrasos, iban a intentar difundir la primera empresa tripulada de la Starliner el próximo 21 de julio. Pero en una rueda de prensa celebrada esta pasada oscuridad anunciaron que el divulgación quedaba aplazado indefinidamente. El motivo, dos graves fallos de seguridad.

El primero tiene que ver con las líneas de los paracaídas de frenado a la cápsula. Por lo gastado tienen una resistor pequeño de la que constaba en todos los registros. Y tras recalcular su comportamiento con el cantidad correcto resulta que en el caso de que un paracaídas no se desplegara durante la reentrada es casi seguro que las líneas de los otros dos se romperían porque al ser más débiles de lo que se creía no tienen beneficio suficiente de resistor. Esto tendría consecuencias catastróficas.

El segundo es que Boeing ha utilizado una cinta adhesiva para fijar cableado en el interior de la cápsula que en ciertas condiciones puede ser inflamable.

Mark Nappi, el responsable del software por parte de Boeing, dice que tienen que determinar hasta dónde tienen que desmontar la cápsula para solucionar estos problemas, por otra parte de que habrá que hacer nuevas pruebas en planeo de los paracaídas.

Así que aunque dicen que no descartan que la Starliner pueda derribar este año yo estoy convencido de que no será así.

Entregado que la NASA acuerdo el software de exposición de la Starliner con Boeing a precio cerrado –igual que hizo con SpaceX y la Crew Dragon– todos los gastos que se deriven de esto los absorberá la empresa, que en octubre de 2022 ya llevaba perdidos 883 millones de dólares con la Starliner.

Y es que no hay que olvidar que su primer divulgación fue un fiasco. Y que el segundo tuvo que ser aplazado casi un año a causa de unos problemas con las válvulas de propelentes del módulo de servicio que aún no está claro que hayan sido aclarados del todo.

Independientemente de la nueva mancha para la imagen de Boeing, me parece extremadamente bajo que una Starliner con esa cinta potencialmente inflamable haya volado a la Etapa Espacial Internacional. Lo de los paracaídas, como no iba tripulada, no me lo parece tanto.

La NASA sigue muy interesada en que Boeing ponga en servicio la Starliner para así disponer de dos naves distintas con las que difundir tripulaciones. Pero mientras la Crew Dragon acaba de cumplir tres primaveras en servicio durante los que ha llevado a agarradera siete misiones para la NASA y tres para empresas privadas habrá que esperar lo que toque por la Starliner. Y eso que el acuerdo con SpaceX fue por 2.600 millones de dólares frente a los 4.200 que se llevó Boeing.

Relacionado,

Por TERABITE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde tecnicastecnologicas.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo