Concepto, tipos de fenómenos y ejemplos

Te explicamos qué es poco sobrenatural y te ofrecemos múltiples ejemplos. Por otra parte, te explicamos en qué se diferencia de lo paranormal.

Una pintura de Adriaen van de Velde retrata el momento en que María es visitada por el arcángel Gabriel.
Lo sobrenatural es el campo del ocultismo pero incluso de las religiones.

¿Qué es lo sobrenatural?

Lo sobrenatural es aquello que no puede interpretar a través de la ciencia y las leyes observables de la naturaleza. Este término proviene del latín supernaturalis, yuxtaposición de super (“sobre” o “fuera”) y naturalis (“natural”), y se utiliza generalmente para referirse a los asuntos de la brujería, el espiritismo, la augurio y otros fenómenos similares.

La existencia de fuerzas, entidades o poderes sobrenaturales es negada por la ciencia y el {conocimiento} empírico, pero defendida por el ocultismo, la superstición y, en cierta medida, por las religiones. De hecho, los milagros o la existencia de Altísimo pueden ser considerados bajo una vistazo secular como fenómenos sobrenaturales. Así, un engendro puede interpretar a través de argumentos sobrenaturales (“lo hicieron los espíritus”) o científicos (“lo hizo la fuerza de agravación”), pero no los dos al mismo tiempo.

Cuando se acento de lo sobrenatural, generalmente, se emplea el término engendro (es sostener, “fenómenos sobrenaturales”) para identificar aquellos eventos atribuibles a fuerzas ajenas al orden natural. Suele tratarse de eventos reales pero aparentemente inexplicables, anómalos, singulares, irrepetibles y fuera del control humano.

Es posible distinguir entre tres tipos de fenómenos sobrenaturales:

  • Fenómenos producto del subterfugio, es sostener, que son fruto de un ardid, enredo o truco, en el que existe una voluntad expresa de ocultar la razón comprobable del engendro. Por ejemplo, los trucos de brujería y las sesiones de espiritismo.
  • Fenómenos no estudiados o inexplicables, es sostener, que podrían tener una explicación racional pero no han sido o no pueden ser sujetos al estudio adecuado. Por ejemplo, los milagros de Salvador y las apariciones de los santos.
  • Fenómenos explicables interpretados irracionalmente, es sostener, eventos que cuentan con una explicación racional y empírica, y incluso con explicaciones tradicionales de tipo mágico o religioso. Por ejemplo, las auroras boreales (interpretadas como dragones celestes en la decadencia), el déja vu (interpretado como evidencia de la reencarnación).

Ver por otra parte: Héroe

Fenómenos sobrenaturales y fenómenos paranormales

Una escultura reproduce al extraterrestre de la película E.T.
Pensar lo incomprensible como paranormal implica que en algún momento podrá ser explicado.

A menudo se emplean como sinónimos los términos engendro sobrenatural y engendro paranormal, donado que en principio los dos tienen un significado análogo: aquello que no puede ser descrito o explicado mediante las razones ordinarias.

En cuanto a su utilización, la diferencia entre los dos términos radica en que lo sobrenatural tiende a asociarse con el ocultismo, el mito y la religión, mientras que lo paranormal, de acuerdo con quienes creen en ello, forma parte de un aspecto no explorado o incorrectamente estudiado de la naturaleza. De ese modo, los fenómenos paranormales no estarían por fuera de lo natural, sino que formarían una parte inherente (pero oculta).

Para ilustrar esta diferencia puede pensarse en la creencia en los fantasmas y el más allá. No existe ninguna evidencia científica que sustente la existencia de fantasmas o de un mundo de los difuntos; pero aun así muchas personas invierten tiempo y esfuerzos en sentir evidencia tangible (fotografías, grabaciones, etc.) de su existencia.

Para estas personas, los fantasmas serían fenómenos paranormales, o sea, reales pero aún no demostrados, distintos de los fenómenos sobrenaturales, como los relatos de vampiros y zombis.

Ejemplos de fenómenos sobrenaturales

Algunos ejemplos de fenómenos a los que se atribuye una explicación sobrenatural son:

  • Los ovnis y platillos voladores.
  • Las profecías antiguas como las de Nostradamus.
  • Las posesiones demoníacas y los exorcismos.
  • La hechicería, la brujería y el vudú.
  • El más allá y la invocación de los espíritus.
  • El vampirismo, la licantropía y los zombis.
  • Los milagros y las visitas de los ángeles.
  • Los saludos de vidas pasadas y la reencarnación.

Sigue con: Pseudociencia

Referencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde tecnicastecnologicas.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo