Concepto, función, tipos y ejempos

Te explicamos qué es la reformulación y cuál es su función en el discurso. Adicionalmente, te contamos qué tipos de reformulación existen.

Una oradora realiza una reformulación en su discurso.
La reformulación permite al emisor explicar, rectificar, resumir o resumir lo que ha dicho.

¿Qué es la reformulación?

La reformulación es un procedimiento discursivo que permite al emisor retornar sobre lo ya dicho para interpretarlo de un modo diferente o presentarlo al receptor mediante una táctica diferente. Es opinar, permite al emisor explicar, rectificar, resumir o resumir lo que dijo previamente.

Los términos “reformulación” y “reformular” provienen del latín, específicamente de las voces re- (“en torno a antes” o “nuevamente”) y formula (“regla”), de modo que pueden entenderse como “retornar a dar forma” a poco. Por ejemplo, para reformular un procedimiento, se hace necesario evaluar nuevamente sus pasos.

Una reformulación no es simplemente una revisión o relectura, sino un nuevo planteamiento de lo ya establecido. Por lo tanto, cuando poco se reformula, normalmente se le efectúan cambios, adiciones y/o sustracciones. Así, puede hablarse de reformulación en situaciones como las siguientes:

  • Un docente que vuelve a explicar poco que no ha quedado claro, y varía esta vez su modo de aproximarse al tema.
  • Un director técnico que cambia radicalmente la táctica deportiva que tuvo su equipo de fútbol en el primer tiempo del partido.
  • Un contador que vuelve a hacer su presupuesto para tratar de achantar los gastos y alcanzar la meta de gastos propuesta.

Ver adicionalmente: Explicación

Tipos de reformulación

Existen diferentes procedimientos de reformulación, dependiendo de la táctica que el emisor aplique para modificar su discurso. Estas estrategias pueden ser de cuatro tipos distintos:

  • De expansión, cuando el discurso se expande a partir de su reformulación, es opinar, cuando se añade discurso para dejar en claro lo que ya se ha dicho. Este tipo de estrategias se reconocen porque acuden normalmente a marcadores discursivos como es opinar, o sea, en otras palabras y otros similares. Por ejemplo:
    “La reducción química es un proceso que otorga electrones a uno de los átomos involucrados en la reacción. En otras palabras, se proxenetismo de la reducción del estado de oxidación de uno de los rudimentos al obtener electrones pertenecientes al otro, por lo que actúa como un agente oxidante, mientras que el otro lo hace como un agente reductor”.
  • De reducción, cuando el discurso se acorta a partir de su reformulación, es opinar, cuando se resume o se simplifica lo ya dicho. Este tipo de estrategias se reconocen porque presentan el nuevo discurso como una conclusión deducción o sumario de premisas anteriores, a través de marcadores discursivos como en conclusión, en sumario, en fin y otros similares. Por ejemplo:
    “A pesar de la pérdida de su flota en Pearl Harbor, Estados Unidos contaba aún con siete portaaviones, cientos de aviones de combate y con una enorme maquinaria industrial capaz de fraguar nuevo armamento. Se hallaba, en fin, más que preparado para hacer frente a la lucha en el frente Pacífico”.
  • De variación, cuando la extensión del discurso no se ve verdaderamente alterada tras la reformulación, es opinar, se mantiene más o menos igual, ya que lo dicho y lo que luego se añade presentan la misma extensión, pero una forma muy diferente. En este tipo de casos, los marcadores discursivos más comunes son o sea, es opinar, lo que es lo mismo y otros similares. Por ejemplo:
    “La destrucción sostenida de la Amazonía suramericana es una condición global tanto a gobiernos progresistas como conservadores, es opinar, que no varía dependiendo de la orientación ideológica de los gobiernos de turno, o al menos no de una modo verdaderamente significativa”.
  • De rectificación, cuando el discurso es corregido a partir de su reformulación, o sea, cuando la parte añadida contradice, reforma o mejoramiento lo que ya se había dicho. Este tipo de estrategias se reconocen porque la primera parte del discurso se presenta como incorrecta o al menos poco precisa, y se acude a marcadores discursivos como más admisiblemente, en existencia, mejor dicho y otros similares. Por ejemplo:
    “Las empresas del sector agropecuario se verían inmensamente beneficiadas por una reducción del cobro de impuestos, lo cual traería consigo un crecimiento de la riqueza o, mejor dicho, un crecimiento de la producción agropecuaria, que es el principal sector productivo del país”

Sigue con: Conectores explicativos

Referencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde tecnicastecnologicas.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo