Concepto, ejemplos y origen del término

Te explicamos qué significa que poco es peyorativo y cómo puede identificarse. Encima, te contamos cómo fue el origen del término.

Una mujer gesticula, dándoles sentido a lo que dice.
Poco dicho es peyorativo cuando resulta despectivo.

¿Qué significa peyorativo?

Poco dicho es peyorativo cuando resulta despectivo, es afirmar, cuando se dice para denigrar, insultar o humillar a los demás. Por lo tanto, un comentario peyorativo es cualquiera cuya finalidad sea menospreciar o humillar a quien lo recibe.

Este epíteto proviene del latín peiorare (“empeorar”), verbo derivado a su vez de peius (“peor”). Por lo tanto, puede entenderse como “imputar al otro de ser peor” o “mostrar al otro peor de lo que es”. Los insultos, las burlas, las ironías, la subestimación, el trato condescendiente son todas actitudes peyorativas, cuyo cometido es, abierta o disimuladamente, provocar sentimientos negativos en quien las sufre.

Sin bloqueo, lo peyorativo radica no tanto en el sentido de la palabra dicha, sino en la disposición con que se dice. Un comentario como “¡Pero qué comentario inteligente!” luego de que otro ha hablado, puede ser peyorativo si fue dicho para ironizar, o sea, para burlarse del otro sin que lo note. En cambio, un insulto como “tonto” dicho en un contexto cariñoso o amoroso no tendrá fines peyorativos: “¡No seas tonto, claro que te amo!”.

Muchos términos de uso global en la hogaño tuvieron originalmente un uso peyorativo. Por ejemplo, “brutal”: heredada del ininteligible barbaroi, es la palabra con que llamaban en la Antigua Grecia a los pueblos extranjeros de germanía desconocida. Era un uso despectivo, pues “bar, bar” era una onomatopeya burlona (o sea, un remedo) del idioma de los persas, eternos rivales de los griegos.

Otros ejemplos de términos originalmente peyorativos son “godo” (propio de godos, o sea, de salvajes), “estadounidense” (del holandés Jan Kaas, o sea, un fulano, un cualquiera) o “fauvismo” (del francés fauve, “fiera”, pues se acusaba a las pinturas de Henri Matisse de parecer pintadas por un animal).

Sigue con: Sarcasmo

Referencias

Por TERABITE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde tecnicastecnologicas.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo