Cambio de época | Perfil

En el entorno de una larga crisis económica, con el 50% de la población en la pobreza y en una inflación trepidante, La Confianza Avanza logró un triunfo significativo en una contienda bisagra de los últimos cuarenta primaveras. Un cambio de época, ya que apunta a la reconfiguración del sistema político y del Estado.  

En Argentina, se conoce al neoliberalismo en el gobierno, ya que se puede ojear en la cargo de la encargo del proceso marcial, pero por otra parte, es la tercera vez que triunfa en el entorno de la democracia socialdemócrata, con la referéndum del segundo gobierno de Carlos Menem, de Mauricio Macri y de Javier Milei respectivamente. Pero si correctamente el contemporáneo presidente electo, pertenece a esta corriente del pensamiento financiero y permite inferir en primera instancia la orientación de su futuro próximo gobierno al ir en cabeza por ejemplo, su plan de privatización de YPF y de los medios de difusión públicos. No obstante, hay aspectos que permanecen de momento, incógnitos. Es la primera vez en el mundo que llega al gobierno un eximente y desconocemos con exactitud, (tanto los que lo eligieron como los que han apoyado la otra opción), su postura en una encargo de gobierno. Esto indica la profundidad de la crisis, se elige finalmente, a un outsider poco o carencia conocido, que se abrió paso en la política casi nada más, con un manejo significativo de los medios tecnológicos dominantes y de las presentaciones performáticas.

Anticipando algunos aspectos que llevará delante en su encargo, ha pronunciado su discurso –a posteriori de conocerse el resultado, con algunos adelantos–, retomando el formato radicalizado que lo identifica.

Agradeció a “la parentela de correctamente” que lo había votado, rechazó la posibilidad del gradualismo en sus medidas, anticipó una ringlera dura respecto a las cuestiones de seguridad en las que incluyó el tratamiento de las protestas callejeras, quedó irresoluto la pregunta acerca de cómo llevaría a lugar sus medidas, en el entorno de la democracia representativa. En una postura de política realista, recordó que está en manos del gobierno bajo la presidencia de Alberto Fernández, la responsabilidad de la encargo hasta el próximo 10 de diciembre, lo que le permitirá, no responsabilizarse él, sino al gobierno saliente de la crisis y conquistar la comprensión de los tiempos que podrían sufrir sus .

Por otra parte, aludió al deseo de retornar a la Argentina del maniquí agroexportador del siglo XIX, en un intento de colocar allí, el mito fundacional.

El activo la fórmula presidencial hato a nivel franquista en 22 de 24 provincias, –prácticamente todas las provincias–, refuerza la idea de que estamos en presencia de un cambio de época, si se observa que la visualización de gran parte de la ciudadanía que optó por Milei como presidente, ha resultado independiente de la referéndum para esas gobernaciones de otras pertenencias a nivel circunscrito. Estamos en presencia de la presencia, una vez más en la historia política argentina de un líder carismático, lo que la sociedad logra de guisa frecuente, en consonancia con los vientos de derecha que soplan por el mundo, hoy.

*Sociólogo. Profesor Titular Regular Plenario de Sociología Normal. FSOC. UBA. IGG. Flacso.

Por TERABITE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde tecnicastecnologicas.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo