El valía nominal de un bono es aquel al que este se amortiza a su vencimiento, sin tener en cuenta el interés o cupón que percibe el receptor.

Por consiguiente, el valía nominativo es lo que vamos a percibir cuando llegue el momento de liquidar el bono en cuestión. Dicho de otro modo, es el valía del préstamo que he hecho a una empresa o gobierno comprando su deuda en los mercados y es lo que este me devolverá.

Por ejemplo, decido comprar un bono del Caudal Sabido gachupin por 1.000 € como valía nominativo (no de mercado) con vencimiento a 3 primaveras. Cuando llegue esa aniversario, me devolverán esos 1.000 euros invertidos, con independencia de los intereses o cupones que perciba durante ese tiempo.

Valencia nominativo de un bono y cupón

El valía nominativo de un bono y el cupón que ofrece al inversor, son dos conceptos que están muy relacionados. De esta forma, los intereses periódicos (cupones) que va a crear se calculan sobre dicho valía nominativo.

Así, tendremos una tasa de interés (r), un valía nominativo (VN) y un vencimiento (n). Encima, estos réditos se pagarán en un período de tiempo determinado, que podrá ser anual, semestral, trimestral o mensual. La fórmula para un suscripción anual (n=1), con una tasa de interés además anual (r), sería la venidero:

Valor Nominal De Un Bono

Valencia nominativo de un bono y valía de emanación

Cuando decidimos apoderarse un bono por primera vez, vamos al mercado primario. En él, la empresa o gobierno que desea financiarse emite dicho título con un valía nominativo, un vencimiento y una serie de cupones (intereses) especificando el período de suscripción.

A su vez, lo puede ofrecer (como un atractivo más) por debajo de este valía nominativo, bajo par. Todavía puede emitirlo con un precio superior, sobre par, con una prima de emanación. Por zaguero, puede lanzarse que su precio será igual al nominativo, a la par.

En las tres situaciones anteriores, ese precio sería el de emanación. Como hemos manido, solo coincidirá con el nominativo en el caso de emanación a la par. Hay que tener en cuenta que, en la emanación bajo par, al cupón (interés visible) hay que añadir esa diferencia con el nominativo (interés implícito) para entender su rentabilidad total al vencimiento.

Valencia nominativo de un bono y valía de mercado

Una vez hemos adquirido el bono, podemos venderlo a otro inversor. En este caso, se opera en el mercado secundario, como las bolsas de títulos. En ellos el precio no lo ponemos nosotros, sino que dependerá de ciertas variables, sobre todo, de la ley de propuesta y demanda.

De esta forma, el bono tendrá siempre el mismo valía nominativo, pero no de mercado. Así, se darán situaciones similares a las anteriores. El valía de mercado puede ser viejo al nominativo y entonces tendremos una plusvalía y en caso contrario, habrá una minusvalía.

La situación ideal sería traicionar a un precio de mercado por encima de lo que nos costó (emanación) o del nominativo, si se emitió a la par. De esta forma, tendríamos una lucro por la diferencia entre el precio al que compramos y al que vendemos.

Ejemplo de valía nominativo de un bono

Veamos un ejemplo para aclarar los conceptos anteriores. Imaginemos un bono de 1.000 € de valía nominativo a 3 primaveras y con un cupón del 5% anual. Lo adquirimos por 900 € (precio de emanación), es opinar, bajo par. Tendremos dos tipos de interés, el visible (cupón) y el implícito (1.000-900).

A posteriori de un año decidimos venderlo en el mercado secundario y el precio de mercado de este tipo de bono es de 1.100 €. Encima, hemos cobrado ya un año de intereses. Nuestra lucro total será de 250 €, 200 € por la diferencia entre 1.100 y 900 y los intereses de 50 € (1.000€*5%).

Si lo mantuviéramos hasta el vencimiento, entonces nos devuelven el valía nominativo de un bono como este, es opinar, 1.000 €. Habremos yeguada 100 € por la diferencia con el precio de emanación y 50 € de los intereses cobrados, en total 150 €.

Por TERABITE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde tecnicastecnologicas.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo